8 consejos para cuidar de tu Mercedes durante las vacaciones

    ¿Te has ido de vacaciones y has dejado tu Mercedes aparcado unos días? ¿Sabías que los vehículos sufren más averías cuando están un tiempo parados?

    En este artículo te desvelamos 7 consejos para cuidar de tu Mercedes. Hablaremos del mantenimiento y cuidado que debes hacer a tu vehículo si vas a dejarlo unos días aparcado o has vuelto de vacaciones y quieres ponerlo a punto de nuevo.

    1. Busca el mejor sitio para estacionarlo

    Si vas a aparcar tu Mercedes-Benz en la calle lo primero que te recomiendo es que evites aparcarlo cerca de alcantarillas, en los días de frío y especialmente en invierno, el motor de tu coche desprendiendo calor puede ser un hotel 5 estrellas para algún roedor y a los roedores les encantan las fundas de los cables. No serías el primero que vuelve de vacaciones y se encuentra que los roedores han hecho de las suyas.

    Si aún así, decides aparcar tu Mercedes mucho tiempo en la calle, te recomendamos que antes de arrancar el vehículo des unos golpes en el capó o directamente lo habrás por si pudiese quedar algún animal dentro.

    2. Protección frente a las inclemencias del tiempo

    Si vas a aparcar el vehículo en la intemperie intenta protegerlo ya sea con productos específicos para el cuidado del automóvil o con fundas específicas para el vehículo.

    Si te decantas por utilizar fundas debes saber que existen fundas de interior y de exterior.

    Las fundas interiores dejan “respirar” el coche mientras que las fundas exteriores, normalmente impermeables, evitan que el agua traspase. Por el contrario, estas fundas no dejan airear el vehículo, por lo que a veces, debido a la condensación, se puede acumular agua en el interior y provocar olores desagradables cuando encendemos la calefacción o aire acondicionado.

    ¿Por qué debo proteger el coche?

    La primera razón es porqué los rayos del sol pueden afectar directamente en la pintura de tu vehículo, deteriorándola y dejándola opaca.

    La segunda razón radica en que evitarás que los excrementos de ave o la resina se deposite sobre la superficie del coche erosionando la capa de barniz.

    Y la tercera razón es porque encontrarás el vehículo más limpio cuando vuelvas, sobretodo para aquellos usuarios que aparquen en la calle o los que aparquen en zonas cubiertas ya que también protegerá el vehículo de la suciedad y polvo.

    3. Enciende el aire acondicionado

    Pon en marcha el aire acondicionado ya que el sistema requiere de gases y un sistema cerrado para el enfriamiento que, si no se usa, acaba deteriorándose. Por eso, es una equivocación no usar nunca el aire acondicionado.

    4. Accionamiento de otros sistemas auxiliares del vehículo

    Todos los accionamientos que cuenten con motores eléctricos para su funcionamiento deberían ser activados con frecuencia para evitar que se rompan. Así pues, las ventanillas, los limpiaparabrisas, los chorros de agua para el parabrisas o los intermitentes son algunos de los motores que deberíamos activar para garantizar el buen funcionamiento.

    5. Arrancar el motor

    Deberías, en la medida de lo posible, pedir a algún amigo que arranque tu vehículo al menos una vez cada semana, llegando a las temperaturas normales de funcionamiento, de esta forma ayudaras a que todos los líquidos lubriquen de nuevo todas las partes móviles del motor.

    Para hacerlo correctamente deberíamos salir a dar una vuelta a la manzana, evitando que los frenos y otras partes móviles se agarroten.

    6. Comprueba las presiones de los neumáticos

    Si vas a estar mucho tiempo sin usar el vehículo debes comprobar las presiones de los neumáticos y mover el vehículo con el fin de evitar que se “cuadren las ruedas”.

    En teoría, un vehículo que va a estar más de dos semanas parado debería hacerlo sobre caballetes para evitar este mal en los neumáticos.

    Eso es la teoría y ya sabemos que nadie lo hace, por esa razón deberíamos al menos mover el coche unos kilómetros.

    7. Carga la batería

    Si tienes una batería que empieza a ir mal te recomiendo que la cambies ya que cuando vuelvas seguramente te vas a encontrar sin poder arrancar el coche.

    Si tu batería está bien de carga deberías conectar un cargador de baterías.

    Hoy en día existen cargadores inteligentes que permiten la carga de los vehículos cuando la batería está baja y dejan de cargar cuando la batería está totalmente cargada, de esta forma, evitarás la descarga completa de la batería.

    También se puede desconectar la batería del vehículo, pero si el coche va a estar mucho tiempo parado y la batería no se recarga también se estropeará.

    8. Depósito lleno

    Dejar el depósito lleno evitará en los vehículos diésel la generación de bacterias que pueden colapsar los sistemas de inyección. Además, para los coches de gasolina tener el depósito lleno ayudará a tener menos evaporación de combustible debido a que la capa de aire será menor y el espacio para que se genere dicha evaporación también.

    Como ves si quieres garantizar el buen funcionamiento cuando regreses de tus vacaciones te recomiendo que sigas estos puntos y que tengas un buen amigo o familiar que pueda ayudarte mientras tu estás fuera.

    Actualidad AutoBeltran