AMG: una historia de pasión

    El origen de AMG

    Retrocedamos en el tiempo, es 11 de junio y nos encontramos en el las 24 horas de Le Mans de 1955, han pasado ya 2 horas y 20 minutos desde el inicio de la carrera y Pierre Levegh, piloto francés experimentado, va pilotando su Mercedes 300 SLR, cuando de repente, se sale de la pista a la entrada de la recta de boxes.

    El motor y el puente del Mercedes 300 SLR salen despedidos impactando sobre el público, dejando 83 personas muertas, incluido Pierre Levegh, quien yace tendido en el suelo del circuito a escasos metros de su mujer, que lo presencia todo.

    accidente-le-mans

    Otras 82 personas resultarán heridas; estamos ante el accidente más grave de la historia del automovilismo.

    La revista Time de la época describe el accidente del 11 de junio de 1955 de la siguiente forma: una franja de trescientos metros cuadrados de espectadores animando a los pilotos, se convirtió en una masa de histérico y negro horror.

    Posteriormente, la carrera de las 24 horas de Le Mans de 1955 se conocerá como “La carrera de la muerte”.

    Esta tragedia, junto a la de Alberto Ascari en el circuito de Monza, en la que el piloto perdía la vida tan solo 2 días antes, supuso la retirada de Mercedes de la competición y la prohibición temporal de las carreras en Francia, España, Suiza y Alemania. También obligó a la adopción de una serie de medidas de seguridad inexistentes hasta la fecha.

    El nacimiento de AMG

    El cambio en las medidas de seguridad, vino acompañado de una modificación en el reglamento y en la forma de homologar los coches, momento en el que Mercedes-Benz aprovechó para centrarse en sus coches de calle y en aumentar las ventas de sus vehículos.

    La noticia afectó a todos los integrantes del equipo de competición de Daimler-Benz, especialmente a Hans-Werner Aufrecht, especialista del banco de potencia en el departamento de competición, y Erhard Melcher del departamento de pruebas y desarrollo.

    En 1964, Mercedes abandona definitivamente el mundo de las carreras, pero Aufrecht y Melcher siguen trabajando los fines de semana y al finalizar sus jornadas laborales, en preparar los Mercedes.

    ¿Qué significa AMG?

    La “A” hace referencia a Aufrecht, la “M” es de Melcher y por último, la “G” hace referencia al lugar de nacimiento de Aufrecht; Grossaspach.

    De la calle al circuito

    El primer AMG se ensambló en un garaje privado.

    El primer AMG de la historia nació en el garaje privado de Aufrecht. Se trataba de un Mercedes-Benz 300 SE; un vehículo muy pesado, pero con un motor grande.

    Aufrecht y Melcher se pusieron manos a la obra con lo que mejor sabían hacer y entre ambos, consiguieron extraer de aquel motor de 6 cilindros y grandes dimensiones, unos 50 CV más de potencia.

    Tras lograr un aumento de potencia mediante unos nuevos árboles de levas, que le permitían modificar el tiempo de apertura de las válvulas, incrementando así las revoluciones de 6.200 a 7.200 rpm y con 238 CV; el Mercedes 300 SE de Aufrecht y Melcher, se presentó en el campeonato de turismos alemanes de 1965 como el coche más potente del campeonato.

    Mercedes-300SEL

    Se trataba de un Mercedes al que se le había incrementado la potencia, pero el resto de componentes seguían siendo los de serie.

    El coche lo pilotaría Manfred Schiek, expiloto oficial de Mercedes-Benz, quien se haría con el campeonato de turismos ganando las diez carreras.

    Como era de esperar, se hizo revuelo de las victorias que Manfred Schiek había ganado junto a su Mercedes 300 SE de Aufrecht y Melcher. En ese momento aún no existía AMG como empresa y las instalaciones que tenían se habían quedado pequeñas. Por eso, a principios de 1967 Aufrecht y Melcher dejaron sus puestos de trabajo en Daimler-Benz y se mudaron a un antiguo Molino en la localidad de Burgstall donde modificaban los Mercedes de unos pocos privilegiados.

    Posteriormente en 1978 al ver que el antiguo molino de Burgstall se queda pequeño, Aufrecht y Melcher se mudarían a Affalterbach donde aún hoy en día se fabrican los AMG de todo el mundo (excepto los G63).

    La fama de “The Red Pig”

    Acababa de nacer AMG y como era de suponer, Aufrecht y Melcher seguían modificando vehículos Mercedes-Benz. Lo cierto es que al principio no estaba muy bien visto por Mercedes, hasta que les repercutió en un aumento de sus ventas.

    La fama mundial les vino gracias al conocido coche llamado el “Cerdo Rojo” o “The Red Pig”, apodado así por su propietario, un millonario que quiso transformar su Mercedes-Benz W109 300 SEL 6.3L. en un vehículo de carreras.

    mercedes-rote-sau

    De vuelta a las 24h. en el circuito de Spa-Francorchamps

    Era el año 1972 Aufrecht y Melcher habían vuelto a sus orígenes, pero esta vez, en el circuito de Spa- Francorchamps.

    Iban a correr las 24 horas junto al apodado “Cerdo Rojo”, un Mercedes 300 SEL de 6.8L AMG, en un equipo privado.

    Aufrecht y Melcher habían hecho modificaciones en el motor para conseguir un mayor rendimiento, pasando del motor 6.3L de origen al 6.8L, pero esta vez y gracias a un mayor presupuesto, pudieron adornarlo con elementos de diseño aerodinámico, lo que confería al coche un mayor agarre.

    Tratándose de un coche pesado, lo que se buscó fue aligerarlo para que pudiese estar a la altura de sus rivales. Por eso, se suprimieron los asientos traseros y se instalaron puertas de aluminio, lo que rebajaba considerablemente el peso de la gran berlina de lujo.

    El coche paso de los 1.700 kg de peso a 1.500 kg, con ese peso, el “Red Pig” ya podía hacer frente a sus rivales, aunque la mayoría de ellos estaban entre los 800 y 1.200 kg de peso. Su mejor baza era el motor al que se le instalaron nuevos pistones, árboles de levas, balancines y se le cambió la caja automática por una de manual de 5 velocidades. Todo ello hacía que el motor de Mercedes-Benz entregase una potencia total de 427CV y 600Nm de par. Cifras que aún hoy en día son difíciles de alcanzar con vehículos de calle.

    Como dato curioso, los elementos interiores del vehículo como las maderas y molduras se mantuvieron, incluso la dirección asistida y la suspensión confortable de la berlina.

    Su parte interior solamente se distinguía del resto de vehículos de calle debido a los baquets y la jaula antivuelco que se había instalado para cumplir con el reglamento

    interior-mercedes-pig

    Se aumentó también el ancho de vía y se cubrió con unos pasos de rueda mucho más anchos que permitían albergar ruedas de mayor tamaño, dotando al Mercedes Red Pig AMG de mayor agarre en las curvas.

    La estrategia de Aufrecht y Melcher

    En cambio, los frenos del Red Pig AMG seguían siendo los de serie, lo que no ayudaba a mantener el ritmo de la carrera. Aún así, Aufrecht y Melcher sabían que el circuito de Spa-Francorchamps contaba con rectas muy largas, lo que les permitía refrigerar los frenos antes de llegar a la curva, mientras su gran motor potenciado se encargaba de hacer las delicias que todo piloto quiere en su coche de carreras.

    Llegaron los días de clasificatorias y, tras un golpe importante la jornada anterior de entrenamientos en el que se tuvo que reparar gran parte del Mercedes AMG, los pilotos encargados de llevar “The Red Pig” hasta la meta consiguieron una merecida 5ª posición en la clasificatoria.

    motor-mercedes-red-pig

    La carrera hacia el éxito de AMG

    Clemens Schikentanz y Hans Heyer fueron los encargados de pilotar el Mercedes “Cerdo Rojo” o Rote Sau, como lo conocían los espectadores del circuito debido a su aspecto desgarbado. Salían desde la 5ª posición pero enseguida empezaron a marcar el ritmo de la carrera quedando en segunda posición por detrás del Ford Capri RS 2600 conducido por Dieter Glemser y Alex Soler-Roig.

    Mercedes-Rote-Sau

    Todos los medios se hicieron eco de la noticia; el enorme sedan rojo de Mercedes del que todo el mundo hablaba, y no precisamente bien, había conseguido la segunda posición en las 24 horas de Spa-Francorchamps.

    Nunca antes una segunda posición había eclipsado tanto al campeón de las 24 horas. Aún hoy en día, se cree que el Mercedes AMG Rote Sau podría haber acabado en primera posición de no ser por el exagerado consumo que hacía su motor 6.8 litros y las constantes paradas que tuvo que hacer en boxes para repostar y cambiar neumáticos.

    victoria-rote-sau-mercedes

    ¿Qué pasó con el Mercedes Rote Sau?

    Tristemente tras su carrera deportiva el Mercedes AMG Red Pig fue vendido a una empresa de aviones.

    Al ser uno de los coches más rápidos del mundo, la empresa de aviación lo usaba para probar sus trenes de aterrizaje a gran velocidad, dejándolos caer por unos agujeros en el suelo. Lógicamente, en poco tiempo, el Mercedes AMG Rote Sau quedó inservible.

    Mercedes-AMG hoy en día

    AMG fue absorbida en 2005 por Mercedes y desde entonces no ha parado de presentar y evolucionar sus nuevos vehículos, destinados a un público exclusivo dispuesto a tener las sensaciones de un coche de competición sin sacrificar el lujo y la comodidad.

    Los Mercedes-AMG siguen ensamblándose en la fábrica de Affalterbach que hoy en día cuenta con algunas de las mejores instalaciones en el mundo automotriz y bajo el lema de “One Man One Engine”; un hombre un motor. Es decir, cada motor ha sido ensamblado de inicio a fin por un mismo operario.

    fabrica-affalterbach

    Mercedes-AMG Gt-R c190 Rote Sau

    La leyenda continua en AMG cuando en 2019 se decide hacer la versión actualizada del Rote Sau conmemorando lo que Aufrecht y Melcher desarrollaron fruto de su pasión hacia Mercedes-Benz.

    rote-sau-mercedes

    El último miembro de la familia Mercedes-AMG

    Se acaba de presentar recientemente el nuevo Mercedes-AMG GT Black Series, la saga continua después de que se crease en 2011 el último Black Series; el Mercedes-Benz SLS Black Series.

    Los Black Series son los vehículos más radicales de AMG, vehículos que se fabrican en unidades limitadas, muy exclusivos y que tienen un único objetivo; ser los más rápidos en el circuito.

    Han pasado ya casi 10 años y Mercesdes-AMG nos ha vuelto a deleitar con este Mercedes-AMG Gt Black Series, un vehículo cargado de aerodinámica activa, que bebe directamente de los coches de competición GT3.

    mercedes-gt-black-series

    Con su motor de 730CV estamos ante el AMG más rápido de la historia.

    Como se presenta el futuro en AMG

    Para la industria del automóvil, es evidente que los vehículos van hacia motores de bajos consumos debido a la legislación y para las marcas de altas prestaciones como AMG no es una excepción.

    Por eso, Mercedes-AMG, ha instalado en su nuevo Project One, 4 motores eléctricos que suplen la necesidad de potencia del motor de combustión de 1,6 litros. Alcanzando alrededor de los 1000 CV de potencia combinada.

    project-one

    AMG Performance Center AutoBeltran

    En el AMG Performance Center AutoBeltran disponemos de los vehículos más exclusivos de AMG y de los expertos más apasionados del motor. Acércate a conocernos y te asesoraremos en tu nueva experiencia.

    cta-amg

     

    Actualidad AutoBeltran