Vehículos autónomos y niveles de autonomía

    En este artículo vamos a explicar los diferentes grados de autonomía que puede llegar a tener un vehículo.

    Un vehículo autónomo es aquel vehículo que reúne las características suficientes para conducir de forma autónoma, es decir, con la mínima asistencia por parte del conductor.

    Estos vehículos están equipados con procesadores, sensores, actuadores y software que les permiten leer, entender y tomar decisiones, antes incluso, de lo que tardaría un humano en procesar dicha información y ejecutarla.

    Aunque cuando hablamos de conducción totalmente autónoma nos de la impresión de estar hablando de ciencia ficción, la realidad es que estamos mucho más cerca de lo que nos podemos llegar a imaginar. Lo cierto es, que la gama EQ de Mercedes-Benz va a presentar en septiembre de este año, el nuevo EQS, un vehículo completamente eléctrico que destaca por su nivel de conducción autónoma.

    conduccion-autonoma-clase-s

    Niveles de autonomía de conducción de los vehículos:

    Existen 5 niveles de conducción autónoma que se dividen en: solo conductor, asistida, automatización parcial, elevada y automatización completa.

    Además, a su vez, existen tres actores primarios: el conductor (el que normalmente realiza la acción), el sistema de conducción autónoma y el coche en sí mismo con los sistemas convencionales oportunos.

    Veamos pues los diferentes sistemas de conducción autónoma de menor a mayor grado de asistencia a la conducción:

    Nivel 0: sin automatización en la conducción

    En el nivel inicial encontramos el nivel 0, en este nivel el conductor realiza la totalidad de las acciones y no tiene asistencia. Como mucho, en éste nivel el vehículo puede tener sensores que detecten objetos en la carretera, pero aún así el conductor tiene el control completo del vehículo y dependerá totalmente de él realizar una acción u otra. No es de extrañar entonces, que este nivel sea en muchas ocasiones, el que menos accidentes evita ya que es el propio conductor el que se encarga de realizar todas y cada una de las acciones sin disponer de ningún tipo de ayuda.

    Nivel 1: asistencia en la conducción

    En este nivel, el sistema cuenta con algún sistema de ayuda a la conducción que únicamente puede trabajar de forma lateral o longitudinal pero nunca ambos movimientos a la vez.

    Este nivel está pensado para que el conductor pueda tener una conducción más cómoda y es una ayuda que mejora la seguridad al volante.

    Nivel 2: automatización parcial

    En este nivel de autonomía se requiere de un conductor, aunque este no realice las tareas relativas al movimiento. No es de extrañar que a partir de este nivel de autonomía se reduzca considerablemente la tasa de accidentes ya que estamos hablando de que contamos con ayudas autónomas que nos permiten prever o anticiparnos a estos accidentes.

    El vehículo con una automatización parcial, cuenta con control de movimiento tanto longitudinal como lateral, aunque no tiene detección y respuesta ante objetos.

    conduccion-autonoma-clase-s

    El vehículo tendrá capacidad de actuar de forma independiente ya que puede realizar una o varias tareas hasta ahora realizadas por el conductor.

    Nivel 3: automatización condicionada

    Se precisa conductor y aunque la autonomía sea más elevada, este deberá estar atento para intervenir.

    El vehículo en cuestión cuenta con sistemas de automatización referentes al control de movimiento longitudinal y lateral, dirección y respuesta ante objetos.

    Este vehículo podrá decidir cuando requiere realizar un cambio de carril, frenar para evitar colisionar con otro vehículo o prepararse para un impacto en caso que no haya más remedio. Aún así, el factor humano seguirá siendo clave ya que el sistema puede precisar de la ayuda del conductor.

    conduccion-autonoma-clase-s

    Nivel 4: automatización elevada

    Estamos en una de las últimas automatizaciones y por ello una de las más elevadas. En este nivel no se precisará de la intervención humana en ningún momento ya que será el propio vehículo quien controle el tráfico y las condiciones del entorno, definirá la ruta o alternativas y responderá ante cualquier situación por muy imprevista que sea.

    conduccion-autonoma-clase-s

    En caso de existir algún error o fallo en el sistema principal, el vehículo cuenta con respaldo suficiente para actuar y seguir conduciendo.

    Nivel 5: automatización completa

    El vehículo tendrá la capacidad, bajo demanda, de realizar a través de la interfaz por el que se introducirán nuestras órdenes, de ir a cualquier lugar sin necesidad de volante, pedales o mandos.

    Aunque parezca imposible estos sistemas ya existen y en caso de que se produzca un error en el sistema este tipo de vehículos cuentan con otro sistema de respaldo de seguridad.

    ¿Cuál es el nivel de automatización de la conducción más común?

    El nivel 2 es el más común entre los vehículos que se venden hoy en día. En este segundo nivel de automatización parcial incluiríamos el Clase A o el clase B. En cambio, el nivel 3 de autonomía (automatización condicionada) se reservaría para el buque insignia de Mercedes-Benz, la berlina de lujo denominada Clase S con su sistema Drive Pilot capaz de conducir de forma totalmente autónoma, aunque solo autorizado en algunos países.

    Actualidad AutoBeltran