El primer EQS se ensambla en Factory 56

    El pasado mes de abril, se hizo la presentación del nuevo EQS de Mercedes-EQ un vehículo 100% eléctrico en el que se han centrado todas las miradas. Este modelo es el primer modelo diseñado y desarrollado desde la base, por Mercedes-Benz, en una plataforma para la propulsión 100% eléctrica.

    El EQS no solo destaca por su tecnología, su autonomía eléctrica de 770 km, su potencia de hasta 524 CV o su bajo coeficiente de resistencia aerodinámica Cx (uno de los más bajos vistos en la historia de la automoción), sino que va mucho más allá.

    Con este modelo Mercedes da rienda suelta a su imaginación y deja entrever lo que nos espera en la gama EQ 100% eléctrica.

    eqs-factory-56-mercedes

    Como era de esperar, el desarrollo de un vehículo con estas impresionantes características, ha sido tan importante y ha generado tanta expectativa que no se podía crear en cualquier planta de producción.
    Es por eso que, Mercedes-Benz ha habilitado “Factory 56” una planta de producción que destaca por ser ultratecnológica y avanzada en el tiempo.

    Factory 56, la factoría más avanzada del mundo

    Factory 56 ubicada en Sindelfingen, Alemania, comparte producción con el recién renovado Clase S y el Mercedes-Maybach Clase S, lo que no es de extrañar teniendo en cuenta que la Clase S siempre ha sido, para Mercedes-Benz, el escaparate de su tecnología de vanguardia.

    eqs-factory-56-mercedes

    Cabe destacar que el EQS se ha fabricado intentando, en la medida de lo posible, dejar el menor impacto o huella posible en la tierra. Tanto es así, que Factory 56 es una planta de producción que no emite emisones de carbono, es completamente neutra en C02 y tiene requisitos de energía significativamente reducidos.

    Todo ello es posible ya que Factory 56 tiene un inovador concepto tecnológico, cuenta con un sistema fotovoltaico de grandes dimensiones dispuesto en el tejado de la fábrica que alimenta una red eléctrica de corriente continua y además es capaz de almacenar toda esta energía gracias sistemas de almacenamiento basados en baterías de vehículos reutilizadas.

    Con unas instalaciones de lo más futuristas, la Factoría 56 de Mercedes-Benz es una de las más avanzadas del mundo y no es de extrañar ya que cuenta con una inversion aproximada de 730 millones de euros en su desarrollo y producción.

    eqs-factory-56-mercedes

    Con esta nueva planta de producción Mercedes-Benz está aumentando la eficiencia en la planta en un 25% más en comparación con el ensamblaje anterior.

    Pero lo que hace realmente novedosa a Factory 56 es la capacidad y rapidez que tiene de implementar la producción de otros modelos como los EQ Power en tan solo unos días, lo que la convierte en una planta verdaderamente flexible, digital, sostenible y eficiente para la demanda del mercado.

    ¿Pero, qué hace verdaderamente que Factory 56 sea tan avanzada?

    La flexibilidad de esta planta de producción es posible gracias un cerebro neurológico denominado MO360 (Mercedes-Benz Cars Operations 360), un avanzado ecosistema digital que comprende una familia de aplicaciones de software que están conectadas a través de interfaces compartidas e interfaces de usuario estandarizadas utilizando datos en tiempo real para respaldar la producción mundial.

    eqs-factory-56-mercedes

    Los operarios de la planta reciben en KPI los estadios de producción del vehículo en tiempo real así como diferentes órdenes de montaje de cada vehículo, lo que facilita su comprensión y elimina por completo el uso de papel. Así es, en Factory 56 no se utiliza papel, todos los procesos se han digitalizado.

    Como dato relevante, solo Factory 56 ahorra alrededor de diez toneladas de papel al año al implementar la FÁBRICA SIN PAPEL.

    Grandes partes del MO360 de Mercedes ya están siendo usadas por más de 30 plantas en todo el mundo lo que facilita la comunicación entre ellas.

    Este nuevo ecosistema hace que la producción sea aún más transparente, agiliza los procesos y permite una red fluida de procesos previamente separados para hacerlos aún más eficientes en su totalidad.

    Como es lógico, el concepto de la planta de producción Factory 56 se irá implementando gradualmente a todas las fábricas de Mercedes-Benz, mejorando la eficiencia y los procesos de montaje.

    En definitiva Factory 56, igual que el nuevo EQS van en cabeza del cambio que el sector de la automoción está experimentando y sientan las bases de lo que a partir de ahora van a ser los automóviles eléctricos y las plantas de producción.

    Actualidad AutoBeltran